¿Por qué Judo?

El Judo es un deporte de lucha en el que predomina la habilidad y la inteligencia sobre la fuerza bruta. Se trata de proyectar al contrario sobre una superficie debidamente acondicionada (tatami) o de controlarlo en el suelo. Se practica con una indumentaria específica resistente a la tracción (judogui) y descalzos.

 

El Judo es altamente educativo, con un gran componente socializador, en el que se potencia la disciplina, el respeto por el compañero, el autocontrol, el esfuerzo y la superación, todo ello con la base de la lucha y el juego. De hecho, su práctica desde edades tempranas es recomendada por la Unesco, así como por numerosos médicos y sicólogos.

 

Desde 1964, el Judo es Olímpico y, tras el fútbol es el deporte con más practicantes en todo el mundo. La Federación Internacional de Judo (IJF), por delante de otras organizaciones deportivas, es la que cuenta con más países adheridos.

 

Desde sus inicios el Judo ha sido deporte mixto y practicado a diario por deportistas de todas las edades, incluso de edades avanzadas, cada uno con sus necesidades particulares. Por todo ello podríamos hablar de distintas formas de interpretar el Judo, atendiendo a sus practicantes: Judo infantil, Judo adaptado, Judo defensa-personal, Judo competición, Judo recreativo, Judo mantenimiento físico, Judo adultos, etc.